Envíos gratis a Lima y provincia a partir de S/ 200

Be happy,
organic, natural.
Be you.

Para qué lo artifical si lo natural es suficiente

Para ti y para los
que más quieres

Encuentra los mejores productos, naturales, orgánicos, libres de ingredientes dañinos

Comprar Ahora

Nuestro propósito
Buscamos  transformar la manera de consumir el día de hoy, enseñándote a ser más curioso y consciente al momento de comprar, y a elegir con sumo cuidado siempre los mejores productos. 

Conoce más

Nuestros no-negociables
Hicimos la tarea por ti y te aseguramos que NO encontrarás estos ingredientes dañinos.

Conoce a nuestros enemigos

Nuestras certificaciones

Te enseñamos a identificar y a saber más sobre las certificaciones de los productos que encontrarás aquí

Conoce nuestras certificaciones

Nuestro Blog


¿Deberían existir octógonos en los productos de cuidado personal?

En este blog te explicaremos porque pensamos que así como hemos empezado a leer las etiquetas de nuestros alimentos como el % de azúcar, % de sodio y cada vez nos preocupamos más por nuestra alimentación ,  también nos deberíamos empezar a preocupar por leer las etiquetas que están en nuestros productos de cuidado personal de uso diario y que además en algunos casos los usamos más de una vez al día, como los jabones de mano, maquillaje, cremas, etc.

Por qué sí necesitamos usar protectores solares minerales u orgánicos como a veces los llaman

En este blog te comentamos porque no necesitas tener alguna condición especial cuando quieres cuidar tu salud.

Aprenderás: las razones por las que debes cambiar de protector solar, qué hay en dentro de los protectores convencionales y las posibles consecuencias que estos tienen en nuestro organismo.

¿Sabes lo que hay en tus cosméticos y productos de cuidado personal? - El makeover que la seguridad de nuestros cosméticos necesita

La industria cosmética estadounidense es un gigante de $ 70 billones al año. La Oficina de Cosméticos de la FDA tiene un presupuesto anual de solo $ 8 millones y 27 empleados. Las leyes que rigen esta oficina tiene dos páginas y no se han actualizado desde 1938, cuando se promulgaron por primera vez. Estas insuficientes herramientas dejan a los funcionarios federales casi impotentes para regular el maquillaje, las cremas, las pastas de dientes, los desodorantes y otros productos que a menudo se aplican a las partes más íntimas del cuerpo humano.