De cómo me cuidaron y porqué me cuido.

Tuve la suerte de que en mi familia tuve a dos personas que me inculcaron la importancia del cuidado; en todo el sentido de la palabra: comer bien y saludable, a tener un estilo de vida vinculado a los ambientes naturales y con aire menos contaminado, que en la ciudad. Estas personas son mi mamá y mi oma (abuela materna).

Por eso, me cuido; porque soy más consciente que nunca que me hace mucho bien, que me siento emocionalmente mucho mejor. Mentalmente me digo que si le doy a mi cuerpo y alma lo mejor que necesita, yo voy a estar muy bien. Mientras vamos creciendo, nos vamos dando cuenta  de que lo que pasa a nuestro alrededor está relacionado directamente a nuestro cuidado. Nos empiezan a importar cosas que antes quizás no generaban interés en nosotros; nos gustan cosas que antes no nos gustaban, nos dejan de gustar cosas que antes nos encantaban y así vamos cambiando y variando de estilos de vida. Nos damos cuenta que todos buscamos lo mismo: sentirnos bien, por dentro y por fuera.

En algunos momentos de este proceso fui como un bicho raro: la persona que va al homeópata, o que prefiere prepararse sus propias soluciones caseras; la que buscaba siempre una respuesta alternativa, sea esta física o espiritual. Me encanta haber sido y ser esa persona. Es mi esencia, está en mí ser una persona que siempre busca más allá para estar consciente de que lo que estoy haciendo, consumiendo, viviendo es bueno conmigo y con todo a mi alrededor: con el ambiente, con la gente, con la sociedad que deseo y así la lista continua y continua.

Vivimos una época de tendencias; en la moda, por ejemplo, donde ser natural y saludable es bacán. Me encana que exista esta tendencia, pero creo que no debería quedarse como una moda. Porque sería algo pasajero. El caso de vivir saludable, por dentro y fuera, debería ser una búsqueda constante para lograr tener mejor salud. Tener consciencia de lo utilizamos, de cómo impacta al medio ambiente, de cómo y cuánto nos afecta, de cómo y cuánto queda en nuestro organismo que pueda pasar a las próximas generaciones y mucho más.

Por eso, desde mi experiencia, busco informar y compartir contigo todo lo que tengo. Porque hay muchas cosas que uno no sabe hasta que lo lee o se lo cuentan. Quiero ser esa persona. La persona que se preocupa genuinamente para que otras personas estén informadas. Lo más valioso que uno puede tener es el conocimiento y las posibilidades de darlo a conocer a otros.

Está en la cancha de cada uno de nosotros cómo utilizarlo.

Deja un comentario!

Left Continuar comprando
Tu pedido

No hay productos en tu carrito