Envíos gratis a Lima y provincia a partir de S/ 250

Por qué sí necesitamos usar protectores solares minerales u orgánicos como a veces los llaman


¿Sabes realmente por qué deberías cambiar tu protector solar normal por uno mineral u orgánico?

Hace unos días, en un almuerzo, escuché a una amiga conversando sobre nuestra marca, Consumo Cuidado, con otra persona, lo que me hizo muy feliz. Todo estaba súper bien hasta que mi amiga le dice a la otra persona: “Si yo necesitara un bloqueador orgánico, se lo compraría a Betty de todas maneras.”

Entré en shock. ¿Cómo que, “si necesitara”? Es decir, ¿ella cree que se necesita tener alguna condición especial para comprar productos orgánicos y/o minerales?

Me sorprendió mucho más este comentario viniendo de ella, ya que es una persona que hace deporte, se cuida full en la alimentación por casos de cáncer muy cercanos a ella, así que sabe qué verduras comer, qué evitar y cómo cuidarse. Pero lo que no sabe es que aún siguiendo una vida saludable y una alimentación balanceada, hay muchos otros peligros que se encuentran en los productos que ella y su familia usan diariamente.

Los productos de cuidado personal como los shampoos, protectores solares, cremas, serums, colonias etc podrían contener ingredientes dañinos para la salud que podrían ocasionar con el tiempo,  no solo cáncer sino también infertilidad, cambios hormonales, complicaciones endocrinas, problemas de piel y la lista sigue. 

Esto no solo nos afecta directamente a las personas que lo usamos si no también a nuestros hijos y nietos, ya que algunos de estos ingredientes y sus efectos se pasan genéticamente a las futuras generaciones. 

Retomando mi shock, les cuento que me quedé con ese comentario varios días: Si ella piensa así, deben haber muchas otras personas pensando también que ni ellas ni su familia necesitan usar protectores solares minerales. 

Bueno pues en este blog encontrarán la respuesta de por que SÍ necesitan usarlos, y por qué les recomendamos muchísimo que usen un protector solar mineral.

Aquí les explicamos las principales diferencias y un poco de  información adicional que de seguro les servirá a la hora de elegir: 

1. Cómo te protegen:

Protectores solares químicos: 

Este tipo de protectores son activados por el sol. Este tipo de filtro causa reacciones químicas en la superficie de la piel para absorber los rayos UV. Debido a que son fáciles de aplicar y convenientes (los encuentras en todas partes y a precios muy bajos), los filtros solares químicos son muy populares.

Estos protectores son absorbidos dentro de nuestra piel e ingresan al torrente sanguíneo. Hay investigaciones donde se ha encontrado rastros de ingredientes como la Oxybenzona en muestras de orina y también en la leche materna, por lo que estaríamos pasando estos químicos a nuestros hijos recién nacidos. 

Protectores solares físicos o minerales: 

Este tipo de protectores solares en lugar de causar reacciones químicas en la piel, utilizan filtros físicos hechos con óxido de zinc o dióxido de titanio para protegernos de los rayos del sol. Crean barreras físicas (a menudo blancas) en la superficie de la piel, desviando y dispersando los dañinos rayos UV, es decir, crean una capa por encima de nuestra piel. El mejor ejemplo que se me ocurre es cuando un elefante se cubre la piel con lodo como barrera protectora contra el sol y el calor. 

2. Ingredientes en los protectores:

Protectores solares químicos: 

Oxybenzona, Avobenzone, PABA, Dioxybenzone, entre otros, son ingredientes presentes en este tipo de bloqueadores que, usados en diferentes combinaciones logran la cobertura UVA UVB. Adicionalmente, muchos de estos protectores contienen fragancias sintéticas y Parabenos.  

Protectores solares físicos o minerales: 

Ingredientes como Oxido de Zinc o Dioxido de Titanium, siendo el Oxido de Zinc el único compuesto que te protege de los rayos UVA y UVB, acompañados en la mayoría de casos de algunos pocos ingredientes orgánicos.

3. Riesgos de los ingredientes: Solo les hablaré de dos de los mencionados anteriormente 

Protectores solares químicos: 

Oxybenzona y sus riesgos : 

  • Exposición generalizada: Un estudio realizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades encontró evidencia de una exposición generalizada a la oxibenzona. Después de analizar muestras de orina de más de 2,500 personas, los investigadores encontraron BP-3 en más del 96% de ellas. Según los investigadores, las mujeres tenían más probabilidades que los hombres de tener concentraciones por encima del percentil 95, probablemente como resultado del uso prolongado y continuo de productos de cuidado personal.
  • Fotosensibilizador: Algunos estudios de laboratorio han demostrado que la oxibenzona aumenta la producción de radicales libres que dañan el ADN cuando se expone a la luz, lo que sugiere que puede tener el potencial de estimular cambios en la piel que podrían provocar cáncer. Se necesitan más estudios, pero los estudios iniciales han planteado dudas.
  • Interruptor hormonal: los estudios han indicado que la oxibenzona puede alterar el sistema hormonal.

Parabenos y sus derivados:

  • Según una investigación llevada a cabo en la Universidad de Cornell, los parabenos imitan al estrógeno, que puede causar un aumento en la incidencia del cáncer de mama. De hecho, un estudio de 2004 descubrió que 19 de los 20 pacientes que fueron examinados tenían algún tipo de parabeno en sus tejidos de cáncer de mama.
  • Los parabenos también se pueden absorber a través de la piel de las mujeres embarazadas e interrumpir el desarrollo de un feto durante el embarazo, especialmente cuando se trata de la fertilidad futura de los fetos masculinos. Esto está respaldado por un estudio completado por el Laboratorio de Investigación Metropolitana de Tokio, que encontró que la absorción de parabeno en los hombres (ya sea bebés o adultos) puede llevar a una disminución en el conteo de espermatozoides.

Protector mineral 

Oxido de Zinc: 

  • Hasta el momento no hay investigación que determine algún daño en el organismo utilizando este insumo.  

Espero que les haya servido este pequeño resumen de por qué sí se necesita hacer un cambio en nuestras vidas y no solo con el uso del protector solar, sino también con otros productos que usamos en el día a día.  La buena noticia es que actualmente tenemos más opciones en el mercado, así que ¡ya no hay excusas!. 

 


Comentarios